Avisar de contenido inadecuado

-

{
}

Matias hizo un gesto con sus manos queriendo decir que le diga lo que tenia para decirle, entonces comencé:
-Solo…-Pensé un segundo que debía decir y como-Solo quiero saber por qué tu prima no soporto que nos hayamos besado ¿Qué tiene eso de malo?¿Que tiene de malo que salgamos?
Matias suspiro y respondió:
-Te lo diré, veras…Cuando yo y Natalia éramos pequeños nos veíamos durante las vacaciones, pero no en donde vive Natalia, si no que mi prima viajaba hasta mi ciudad y alli Naty y yo teníamos una “mejor amiga” se llamaba Katy, si, tu no fuiste la primer mejor amiga de mi prima siento decirlo pero es así...
-Ah entiendo bien ¿pero y eso qué?-interrumpí digamos un “poco” a Matias.
-Katy tuvo que irse del país pero antes de irse quería asegurase de que mi prima se encargara de algo, te lo contare-Me miro seriamente Matias
Escuche un ruido pero no fue necesario voltear hasta que escuche una voz
-¡No! Nada de eso, sabes, yo le contare esto a Mia-Si, era Natalia al parecer escucho toda la conversación.
Mi amiga procedió:
-Katy fue mi primer mejor amiga, ella gustó de Matias, y me pidió que me encargara de que él no se enamorara de otra chica en tanto ella volviera, que será dentro de dos meses ¿puedes entender eso? ¡SE LO PROMETI! No saldrá contigo, no será así. 
Me quede sorprendida, no sabía que pensar o decir. Solo la mire a Natalia e instantáneamente baje la mirada y dije:
-Está bien, como quieras-Di unos pasos lentos hacia atrás voltee y entre al baño, necesitaba pensar, ¿Qué iba a hacer? ¿Que podía hacer? si salía en ese estado podría pelearme con ella, podría gritarle ¿pero iba a estar bien? ¿Valía la pena pelearme con mi mejor amiga por un chico?...bueno, no cualquier chico, era su primo.
Reflexione unos minutos y Salí del baño, Natalia estaba desayunando, Matias no estaba en la cocina, pase de largo hacia la habitación, me cruce a los padres de mi amiga y los salude, entre al cuarto, me saque el pijama y me puse ropa normal.
Creí que estaba bien si salía de la habitación para ver que hacían los demás así que eso hice pero abrí la puerta y justo Naty estaba allí la evite y seguí caminando.
Ya que no había desayunado, lo hice con los padres de Natalia, estaba muy delicioso el desayuno, y los padres de Natalia me caían encantador.
Esperaría un rato para hablar con mi amiga, después de todo ella no podía evitar que su primo se enamorara de otra chica ¿Qué tal si eso ya paso? Y hablo de “otra chica” respecto a mí.

En cuanto termine de desayunar agradecí a los padres de Natalia y les avise que saldría afuera a tomar aire a lo que ellos respondieron que estaría bien.
Me asome a la orilla del mar y voltee mirando hacia la lujosa cabaña para mi sorpresa observe algo raro, más arriba de la cabaña había una montaña de rocas y se podía llegar a ver algo.
Mire a mis alrededores para asegurarme de estar sola allí afuera y camine un poco rápido hacia la montaña de rocas y la subí, me corte un poco la pierna por una mala maniobra, pero no mucho, la intriga me pudo y seguí subiendo, llegue casi a la sima, no a la sima porque lo que veía estaba allí, casi al final de la montaña, era una “mini cabaña” de 4 paredes parecía antigua sin uso, tenía mucha arena eso.
Al entrar observe una caja decía “recuerdos” y una biblioteca, tenia libros y pequeños juguetes, una cajita musical y una muñeca muy hermosa. También observe el piso para ver si había algo tirado; y si lo había. Era una llave tal vez la de la puerta, digo, alguien tuvo que haber estado allí antes, nadie dejaría un lugar con recuerdos abierto hacia todos, podrían robar sus cosas.
En el momento pensé que eso podría ser de mi amiga, Natalia ¿Por qué no?
Soy muy curiosa, por eso mismo revise la caja. Había fotografías, tome una y pude ver dos nenas, una era muy parecida a Naty: morocha y de ojos oscuros y la otra pequeña era morocha de ojos grisáceos. Parecían ser de 4, 5 años tal vez. 
Me quede mirando la foto cuando sentí a alguien
-¡Hey! ¿qué haces aquí?
Era Matías, si, el mismo.
Cerró la puerta sin que antes pudiera responderle y estuvimos hablando como por unos cortos 30 minutos ahí adentro. ¿De qué? Pues me conto que las nenas de la foto que había tomado eran Natalia y Katy y que la tomaron un verano cuando vinieron a la playa, a la misma donde me encontraba.
-¿Qué te paso ahí linda? Siéntate aquí-Inquietante me pregunto Matias mientras se me cruzaba en los pensamientos “Oww me llamo linda”. Hizo me que sentara en una pequeña silla que para mi asombro no había notado antes, y bueno Matias también tardo en notar que me había lastimado la pierna un poco.
-No…no fue mucho, sucedió mientras subía esas resbaladizas rocas. Gracias por preocuparte pero descuida estaré bien-Sonreí al terminar de hablar
-Hmm, salgamos de aquí te cargare a caballito por las rocas y te llevare a la cabaña a que mi tía te ponga algo-Eso fue lo que dijo Matias, era tan lindo de su parte. Todo esto me hizo olvidar un poco el asunto de lo que había descubierto.
Bajamos cuidadosamente la montaña de rocas y entramos a la cabaña. No la vi a mi amiga, no sabia donde estaba.
La mamá de mi amiga que por cierto me cae muy bien me puso una venda donde me había lastimado y me convido unas muy rica gomitas que disfrutamos yo y Matias, que no se despego ni un segundo de mi ¡Que caballero!
{
}
{
}

Deja tu comentario -

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre